Los seres humanos vivimos en mundos interpretativos y hay muchas personas que aún no descubrieron el poder que tiene eso. En la vida constantemente nos ocurren acontecimientos, y automáticamente, pasamos a darle un “significado o interpretación” a eso que nos pasa.

Una cosa importante que hay que saber es que siempre tenemos el poder de “elegir” que significado atribuirle a los hechos que nos suceden.

Cuando éramos niños, teníamos esa capacidad (de hacer que una cosa, tenga muchos significados). Por ejemplo, cuando teníamos un palo de escoba, podíamos “hacer” que sea: un caballo, una varita mágica, una espada, etc. Y lo vivíamos como tal. Pero de adultos, cuando nos pasa algo, nos aferramos a una sola interpretación, que generalmente es negativa y nos hace daño. Por ejemplo, ante una carta de despido, solemos interpretar “esto es un fracaso, no sirvo para nada”.

Lo primero que tenemos que aprender es a separar hechos (algo que no podemos cambiar) de interpretaciones (lo que sí está en nuestro poder modificar). Por ejemplo, ante la separación de mis padres (el hecho), podemos tener varias interpretaciones: “es lo peor que me pasó en la vida” (interpretación que me aleja del bienestar), o “mis padres son adultos, saben lo que hacen y consideran que es lo mejor” (interpretación que me acerca al bienestar).

Lo segundo es preguntarnos, ¿de qué otra manera puedo tomar esto que me está sucediendo? ¿para qué me está ocurriendo? qué aprendizajes me brinda esta situación?

Esto es importante, porque si vemos algo como una amenaza seguramente, nos defenderemos, y si lo interpretamos como una posibilidad, la aprovecharemos. Al interpretar, generamos creencias que determinan nuestras conductas y estas producen los resultados que obtenemos en la vida. Entonces me surge preguntarte, ¿estás a gusto con los resultados que estas obteniendo? ¿qué vas a hacer a partir de ahora?

Recuerda, la voluntad de elegir ser feliz, debe sobreponerse a lo que nos sucede.

Revisa las interpretaciones que has realizado de los acontecimientos de tu vida y escríbenos con tus aprendizajes y/o consultas.

Escrito por: Noelia Sáez
Trainer Internacional en Programación Neurolingüística