Un proceso de selección es como una competencia o concurso en la que en algunas ocasiones te tocará ser ganador y en algunas otras no. En este artículo te brindaré algunos consejos sobre qué hacer y cómo enfrentar una respuesta negativa ante un proceso de selección:

  • Agradecimiento: Al recibir la respuesta negativa de los resultados, sea por correo o telefónicamente, lo primero que debes hacer es agradecer por la invitación a participar del proceso. Es importante que dejes abierta la opción de que pueden contar contigo para otra postulación que se ajuste a tu perfil.
  • Pide feedback: Aprovecha el momento de agradecimiento para pedir feedback al reclutador, esta información va ser muy valiosa para que puedas saber en qué mejorar. Hoy en día son muchos los consultores que le brindan este feedback a sus candidatos.
  • Autoevalúate: Tengas o no el feedback del reclutador, has un autoanálisis de los posibles motivos por los que no fuiste elegido. Recuerda que no todos los motivos de rechazo puedan estar relacionados a tu desenvolvimiento. Existen también otros criterios como, expectativas salariales muy altas, poca experiencia, perfiles sobrecalificados o no se tienen las competencias técnicas esperadas por la compañía.

Es por ello que, es importante conocer estos aspectos para tomarlos en cuenta al momento de postular.

  • Actitud positiva sin expectativa: Es normal sentir frustración y decepción frente a esta situación y es bueno permitirte sentir estas emociones. Luego de ello recupera el ánimo y mantén una actitud positiva sin expectativa, siempre enfocado en hacer de manera exitosa tu proceso de selección y sin perder el foco ni tener exceso de confianza.
  • Procesos paralelos: Postula a todas aquellas posiciones que te atraen y consideras se ajustan a tu experiencia. Alguna de ellas podría ser tu futuro trabajo.
  • Persistencia: Continúa con tu búsqueda, prepárate para que realices un proceso de selección exitoso. Si consideras necesario, busca apoyo en amigos y expertos que puedan orientarte al respecto y hacer que tu desenvolvimiento en el proceso sea el mejor.

No te desanimes, lo más importante es seguir intentándolo que pronto llegará la oportunidad laboral que tanto has esperado.

Carmen Huamán Vivanco
Psicóloga, Coach y Consultora en Talento Humano