Todos sabemos que el ser humano está formado por: cuerpo, mente, emoción y espíritu. Pero hay que tener en cuenta que existe además un quinto elemento denominado  contexto, que influye y es influido por el individuo, dándole de esta manera un componente sistémico al modelo.

Si los cinco elementos están en equilibrio quiere decir que la persona se encuentra en su equilibrio somático; es decir, el estado en el que surge la intuición y la persona trabaja desde la convicción, congruencia y autenticidad. 

Pero, ¿Es posible lograr que una persona esté la mayor parte de su vida en equilibrio?. Un coach tiene como objetivo que su coachee alcance precisamente ese estado en el que se  canaliza la intuición hacia la discusión de los desafíos organizacionales, propiciando la generación de ideas y proyectos innovadores con altos niveles de rentabilidad económica y social en la empresa.

El trabajo en equipo, genera mayor permanencia y sostenibilidad de los estados de equilibrio que propician la intuición e innovación en la empresa al neutralizar los desequilibrios individuales. Cuando uno de los miembros está bajo en uno de los elementos el otro lo compensa. Es por ello que existen  los equipos de trabajo: para sumar siempre a pesar de que alguno de los miembros por circunstancias específicas este restando: “tus fortalezas compensan mis debilidades; mis fortalezas compensan tus debilidades”. A ello se le suma el contexto: el equipo ejerce presión, entusiasma, contiene, apoya, está siempre disponible, se retroalimenta, es sinérgico, influye y exige responsabilidad.

La experiencia indica que las personas no saben trabajar en equipo y es por ello que muchos de los programas de entrenamiento de desarrollo de habilidades de trabajo en equipo, proyectan situaciones ficticias con juegos, actividades de supervivencia y/o casos de estudio  impidiendo a los miembros del equipo dejar aflorar quienes realmente son en ese ámbito. Hay personas expertas en “actuar” los casos de estudio y los juegos o dinámicas lo demuestran, y cuando se enfrentan a situaciones reales de negocio responden, analizan y actúan tal y como son.

El Team Coaching, con la metodología ARL (Action Reflection Learning ©LIM) es uno de los medios más efectivos, probado a nivel mundial,  para el desarrollo de equipos de trabajo con aprendizajes justo a tiempo, trabajando desafíos reales y actuales de negocio, con una perspectiva sistémica: desarrollo personal, de liderazgo, del equipo, de la cultura y sin descuidar los resultados concretos para la organización. Hoy es considerada una de las herramientas más efectivas de gestión de la innovación en el mundo del coaching.

“Perú tiene que invertir en innovación”. Para ello deben enfocarse en el desarrollo de gestores de la innovación: personas capaces de liderar equipos y talento hacia la identificación y solución innovadora de los desafíos que el  sector empresarial está enfrentando y enfrentará próximamente. Solo así se podrá, como país, dar el siguiente salto de crecimiento que esta vez demanda de todos nosotros sostenibilidad y un respeto por el medio ambiente, recursos naturales y  especies vivas.

Fernando Gil Sanguineti

International Trainer ICC

Managing Partner de Jamming, Escuela de Coaching y Desarrollo Organizacional

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Entradas recientes

Conversemos

Solicita información








jamming-escuela-coaching-logo

Gracias por tu interés en nuestros programas para Personas. Solicita información sobre nuestros cursos y te responderemos tan pronto sea posible.

También puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales: