Con la pandemia se incrementó el teletrabajo y adaptarnos a ello, está siendo un reto para todos. Las empresas están creando estrategias para mantener en sus colaboradores, la productividad, el compromiso y seguir alcanzando los resultados, pese a la distancia. 

Es por eso que la retroalimentación hoy es mucho más necesaria, el feedback debe ser permanente y la distancia no debe ser una limitante para dejar de darlo.

A continuación, te brindamos una serie de recomendaciones para realizar feedback adaptado a un entorno virtual: 

  • Conocer a mi equipo:

Si de forma presencial eras cuidadoso en saber cómo comunicarte con tu colaborador. A distancia debes serlo aún más. Es importante entender cuál es su contexto actual, como se encuentra a nivel personal y adecuar tu discurso para que sea recibido de la mejor manera.   

  • Preparación del entorno:

El feedback debe ser one on one y debe estar agendado. Recuerda que, al estar en casa tanto tú, como tu colaborador tienen una serie de estímulos que puede distraerlos, por lo que es importante acordar previamente el momento en que ambos puedan estar tranquilos y sin interrupciones.

Ten presente que para la reunión de feedback es importantísimo tener la cámara prendida.

  • Preparación de la sesión de feedback

No llegues a la sesión de feedback sin prepararte. Previamente puedes hacer un check list de aquellas conductas o resultados que quisieras retroalimentar y sobre todo el impacto de estas. Recuerda que el feedback es sobre hechos concretos y no percepciones.

Bajo el entorno virtual es un poco más complejo identificar conductas a retroalimentar, sin embargo puedes guiarte de lo que has observado en las reuniones virtuales, los correos electrónicos, conversaciones por Whatsapp, llamadas o cualquier otra evidencia que sustente tu feedback.

  • Aplica una técnica de feedback

Existen muchas técnicas de feedback, las cuales pueden realizarse sin inconveniente de forma virtual. Puedes usar la técnica del sándwich, 3 x 2, preguntas poderosas, modelo Grow, SMART, entre otras que conozcas y con las que te sientas familiarizado. 

Si no conoces alguna, te recomiendo empezar reconociendo los logros y luego tus observaciones de mejora.

  • Rapport 

Esta es una técnica de coaching, que te permite conectar con tu colaborador y generar un espacio de confianza y apertura durante la conversación. La idea es iniciar la reunión rompiendo el hielo y hablando de cualquier tema que no esté orientado al trabajo. Al ser un feedback virtual, el Rapport ayuda mucho a romper esa sensación de lejanía.

  • Establece planes de acción y objetivos

Cada sesión de feedback debe generar compromisos de mejora, traducidos en un plan de acción que construirás con tu colaborador y con objetivos a alcanzar en un determinado plazo. 

  • Asegura el plan y compromiso

Considerando que el feedback se dio por medio virtual, es importante asegurarte que los acuerdos estén claros y que no exista ninguna mala interpretación por parte de ambos.

  • Crea un ancla

Un ancla es un “gatillo” visual, audible o kinestésico que sirve de recordatorio, esto ayuda que el colaborador no olvide realizar las acciones puestas en el plan. La distancia no te permite generar los recordatorios a tu colaborador como antes, pero el ancla ayudará a que este desde casa siempre tenga presente lo que debe hacer. Un ejemplo de ancla sencillo, es una alerta en el calendario, un post it en un lugar visible, una alarma, etc.

  • Cierre

Resume la conversación y los acuerdos, refuerza todo lo positivo que destacas de tu colaborador y dejen programada la próxima reunión de feedback y seguimiento.

Si bien estos puntos se han orientado al feedback formal, recuerda que la retroalimentación es algo que se da de forma permanente y sobre todo oportuna. Si hay algo importante que reconocer y corregir, no esperes hasta la siguiente reunión de feedback para decirlo. Aprovecha el momento más próximo que tengas.

Recuerda que una de las herramientas más poderosas para desarrollar talento además de la capacitación, es el feedback y la distancia no debe ser un impedimento para realizarlo.

 

Carmen Huamán Vivanco
Psicóloga, Coach y Consultora en Talento Humano